Compromisos
Lo más grande que tenemos

Los biocidas a día de hoy están regulados en toda Europa por el Reglamento 528/2012, es el resultado del Marco Normativo Común a la Unión Europea de Biocidas de 1998, pero su lenta implantación provoca que esté vigente para muchos productos la normativa estatal anterior, el Real Decreto 3349/1983. Y ambos convivirán durante bastante tiempo. El concepto de los nuevos registros sanitarios para los productos biocidas cambia drásticamente, siendo éstos en la actualidad la herramienta más importante para su correcta comercialización y utilización.

También afecta a los productos biocidas el Reglamento 1272/2008, llamado Reglamento CLP, de clasificación, etiquetado y envasado de productos químicos según el sistema mundialmente armonizado. Respecto del sistema vigente con anterioridad en España hay pocos cambios significativos.

La regulación de la capacitación para la aplicación de biocidas se regula en el Real Decreto 830/2010, de nuevo la lentitud en la aplicación de esta norma, con 2 prórrogas de 4 años al plazo original, hace que convivan aun ésta y la normativa anterior, en este caso autonómica. Finalmente los carnets básico y cualificado tienen validez hasta el 15 de julio de 2020, y a partir de esa fecha serán necesarias las cualificaciones profesionales de Gestión de Servicios para el Control de Organismos Nocivos y/o Servicios para el Control de Plagas. Aunque, de forma adicional, es necesario realizar diferentes cursos en función de la peligrosidad de los productos o del ámbito específico del tratamiento, estos son para productos carcinogénicos, mutagénicos, tóxicos para la reproducción y muy tóxicos por un lado; para productos que sean o generen gases por otro; para la aplicación de los productos tipo 8; protectores para la madera; y el curso de mantenimiento higiénico-sanitario en instalaciones con riesgo de transmisión de legionelosis.

En control de Plagas Andrade, S.L. se cumplen ampliamente los principios legales, lo que está garantizado por la certificación ISO 9001:2015 implantada.

Certificación ISO y EMAS

En Control de Plagas Andrade, SL. tenemos un compromiso absoluto con el cuidado del medio ambiente y el bienestar animal, cumpliendo todos los requisitos legales y yendo más allá, en la introducción de las medidas más respetuosas con los animales y la fauna, y concienciando a la gente sobre la cohabitación sostenible con todos los organismos que sea posible.

Nuestro compromiso medioambiental queda patente con las certificaciones 14001:2015 y EMAS.

La Norma Europea EN 16636:2015 es la guía básica para la realización de un control adecuado y responsable siguiendo el diagrama de servicio profesional que propone, desde Control de Plagas Andrade, SL. se toman como mínimos los requisitos recogidos en la norma.

TÜV Rheinland CERT ISO 9001, ISO 14001EMAS

Normas de seguridad alimentaria

Con nuestros clientes relacionados con la alimentación nos comprometemos en el cumplimiento de las más estrictas normas alimentarias. Actualmente, en lo relativo al control de plagas, la norma que contiene más referencias y con mayor detalle es la BRC, que en su versión 8 del año 2018 establece en relación al control de plagas:

  • Incluye la gestión de plagas como uno de estos requisitos previos. (Apartado 2)
  • Para el control de plagas deberá existir un procedimiento documentado dentro de la aprobación y seguimiento de los proveedores, además deberán existir contratos o acuerdos formales que definan claramente las expectativas y aseguren que se hayan abordado los riesgos potenciales de seguridad alimentaria asociados con el servicio. (Apartado 3)
  • Se definen acciones concretas en áreas externas y mantenimiento de edificios, para evitar el acceso de plagas al interior o permitir el control de las mismas. Citándolas expresamente en apartados como los que se refieren a las puertas y otros accesos. (Apartado 4)
  • El apartado referente al control de plagas es muy extenso y en esta versión se eliminan incongruencias con respecto a otras normas presentes en versiones anteriores. Sigue las pautas de la Norma Europea EN 16636:2015 en el establecimiento de un programa preventivo y su evaluación, y además hace hincapié en aspectos fundamentales como son las características de los equipos a utilizar y la formación del personal. (Apartado 4.14)